Trastorno bipolar y dormir bien - Rehabilitación del Trastorno Bipolar
380
post-template-default,single,single-post,postid-380,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Trastorno bipolar y dormir bien

trastorno bipolar

TRASTORNO BIPOLAR Y DORMIR BIEN

 

Sabemos que el proceso de dormir en cualquier persona es una actividad pasiva y automática, cuya función principal es el descanso físico y mental, a la vez que es una función vital imprescindible; en las personas que padecen un trastorno bipolar muy frecuentemente sufren alteraciones de ese proceso, las cuales pueden aparecer en distintas etapas de la enfermedad y también en el periodo de compensación o eutimia, las principales son:

Dificultades para conciliar el sueño,

Interrupciones durante el sueño,

Presencia de pesadillas durante el sueño,

Aumento de la necesidad de dormir.

La aparición de una o varias de estas alteraciones van a condicionar la calidad del sueño y en consecuencia se  alterará en cierto grado el estado de ánimo y la calidad de vida global. Si bien estos efectos ocurrirán en cualquier persona sana, en el caso de padecer un trastorno bipolar tendrá unas consecuencias negativas más inmediatas y de mayor calado para el estado de salud, debido a la vulnerabilidad psíquica  inherente a la enfermedad.

Desde hace años se sabe que los problemas de sueño en los pacientes que sufren un trastorno bipolar provocan una menor calidad de vida con un menor funcionamiento global comparados con los pacientes que no presentan dichas alteraciones del sueño.

QUÉ HACER CUANDO SE SUFRE UN TRASTORNO BIPOLAR

El cuidado permanente del proceso de dormir es fundamental para conseguir un estado de eutimia prolongada, además del tratamiento farmacológico de mantenimiento adecuado.

Por tanto se trata de ser conscientes de cuánto se duerme y cómo se duerme, de manera constante a lo largo del tiempo.

Las personas adultas que sufren un trastorno bipolar pueden recordar cuanto dormían antes de que se iniciara la enfermedad y saber cuántas horas necesitaban para dormir de manera óptima cuando todavía no había empezado la enfermedad. Lo digo porque el número de horas que necesita una persona varia sensiblemente de unas a otras y un buen criterio es pensar cuánto dormia cuando estaba sano/a.

Para más detalles os adjunto el siguiente enlace de Forumclínic que habla del dormir y el trastorno bipolar.

 

Esta nota es la continuación de la publicada el 20 de julio de 2016 titulada Trastorno bipolar y dormir.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies