Trastorno bipolar y energía - Rehabilitación del Trastorno Bipolar
413
post-template-default,single,single-post,postid-413,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Trastorno bipolar y energía


Trastorno bipolar y energía

En la última nota de diciembre pasado hablamos sobre el estado de eutimia. Relacionado con éste existe un aspecto en el curso del trastorno bipolar que hay que tener en cuenta que es el nivel de energía, en sentido coloquial diríamos que es el grado de activación que tiene nuestro organismo a lo largo del día.

La experiencia del trastorno bipolar lleva a vivir niveles extremos de sentimientos, como por ejemplo una gran tristeza o una euforia muy exagerada, entre otros. Por tanto la persona que padece el trastorno bipolar puede llegar, en ocasiones, a conocer un gran repertorio emocional, que conviene elaborar psicológicamente hablando. Ese nivel emocional está relacionado con el nivel energético, el cual no obstante es distinto y por tanto conveniente diferenciar, porque permitirá saber mejor cómo estás.

En psiquiatría actualmente se tiene en cuenta el nivel de energía de la persona, como un aspecto más a tener en cuenta para el diagnóstico de las hipomanías o de las manías (Los trastornos bipolares en Las Nuevas Clasificaciones: DSM-5 y CIE-11. Revista de Psiquiatría y Salud Mental, volumen 7, número 4, páginas 179-185 Consuelo de Dios, José Manuel Goikolea, Francesc Colom, Carmen Moreno, Eduard Vieta)  trastorno bipolar y energía

Lo que quiero subrayar en esta nota es que existen dos niveles diferenciados en cualquier persona sana o no, uno es el emocional y otro es el nivel energético, que naturalmente están estrechamente relacionados, pero que son distintos. Veamos un ejemplo: Una persona sana puede sentir una profunda tristeza y a la vez tener un nivel de energía medio o incluso alto que le lleva a realizar bastantes actividades cotidianas. En la persona que padece un trastorno bipolar, en estado de eutimia, puede ocurrir lo mismo, aunque probablemente con más oscilaciones. Otro ejemplo una persona sana puede sentirse medianamente bien y simultáneamente tener un nivel de energía bajo que le conduce a realizar pocas actividades cotidianas. De forma parecida la persona que padezca un trastorno bipolar, en estado de eutimia, le puede ocurrir lo mismo de forma similar.

¿Qué aplicación práctica tiene esta diferenciación en el trastorno bipolar y energía? Pues la persona que padezca un trastorno bipolar y se encuentre eutímica conviene que se haga dos preguntas “¿Cómo me siento hoy? ¿Qué nivel de energía tengo hoy?

Para decirlo metafóricamente: Los sentimientos nos dan el color a la vida de cada uno y el nivel de energía nos da la intensidad de la luz.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies