Tai chi es útil para el trastorno bipolar - Rehabilitación del Trastorno Bipolar
350
post-template-default,single,single-post,postid-350,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Tai chi es útil para el trastorno bipolar


Para responder a la pregunta ¿El tai chi es útil en un proceso de rehabilitación del trastorno bipolar?, destacaré varios aspectos de esta actividad. Sin olvidar que el valor terapéutico que puede tener el tai chi es siempre complementario al conjunto de medidas básicas que hay que realizar para mantener la eutimia. 

El tai chi es una práctica centenaria que procede de Oriente, a lo largo del tiempo ha dado lugar a diferentes ramas que remarcan más el aspecto marcial o bien por otro lado el aspecto meditativo. Es de este último tipo que voy a hablar.

El tai chi consiste en la realización de una tabla de 108 movimientos de manera continuada y lenta, la cual conlleva, aproximadamente, unos  veinte minutos su realización. Por tanto su realización ya implica un ejercicio físico suave, ejecutado con la máxima relajación posible. Esta característica lo diferencia de forma substancial de cualquier deporte. Así mismo quien práctica esta técnica oriental nota un mayor tono vital después de su realización. Además requiere una práctica continuada de la atención para poder realizar los movimientos de forma adecuada.

Por otra parte quiero subrayar otro aspecto importante, el tai chi es una técnica de meditación en movimiento. A medida que pasa el tiempo por una práctica constante, la ejecución de la tabla de tai chi se va automatizando, con lo que la distracción se vuelve más fácil. Entonces la ejecución de los movimientos requiere una atención focalizada en la continua secuencia de movimiento, para detener las distracciones que puedan surgir. Este fenómeno de paro mental es, psicológicamente hablando, relajante en primera instancia y a la vez integrador de las partes física y mental; en consecuencia la práctica del tai chi alimenta el contacto con nosotros mismos.

Por tanto el aprendizaje de ejercicio físico en el mayor grado de relajación muscular, el cultivo de la atención sostenida y el de la serenidad hacen del tai chi una práctica muy interesante para todas las personas y también para las personas afectadas por un trastorno bipolar.

Desde aquí invito a cualquier persona a probar la práctica de técnica oriental, por ello os indico el siguiente enlace de la “Asociación de Tai chi taoísta de España”, que dispone también de centro en Palma de Mallorca:

 

http://www.taoista.org.es/content/standard_es.asp?



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies