Noticias - Rehabilitación del Trastorno Bipolar
42
paged,page,page-id-42,page-template,page-template-blog-large-image,page-template-blog-large-image-php,paged-4,page-paged-4,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Noticias

Noticias relevantes del trastorno bipolar

Sueño más allá del t. bipolar

En las notas de julio y septiembre hablaba sobre el proceso dormir, que nos conduce al sueño. A partir de lo que comentaba en esas notas voy a extenderme un poco más alrededor del ciclo sueño-vigilia explicando que se trata de un ciclo circadiano -que ocurre en un periodo de un día- y como le afectan otros factores biológicos que también tienen ritmos circadianos, por tanto esta información se refiere más a cualquier persona sana, sin entrar en las peculiaridades de las personas afectadas por el trastorno bipolar, si bien sirviendo de referencia a las mismas.Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Trastorno bipolar y Arteterapia

El arte existe en el mundo desde tiempos inmemoriales. Ya desde las culturas más ancestrales, el ser humano ha creado imágenes y objetos que poseen la capacidad de reflejar tanto el mundo externo como el interno, desde la inquietud y el interés por alcanzar una comprensión más profunda de sí mismo y de todo lo que le concierne. Las artes, por sí mismas, siempre han tenido un gran poder de transformación en el individuo. Así pues, en Arteterapia se usa esta capacidad para explorar, expresar y elaborar conflictos emocionales, muchos de los cuales no pueden ser puestos en palabras. En este artículo vamos a dar una pincelada de cómo asociamos el trastorno bipolar con el arteterapia.

Descripción de Arteterapia

El arte combinado con la terapia facilita el proceso de acceder a lo más profundo del ser interior, que al poder emerger y expresarse, nos  hace más conscientes de nuestras necesidades esenciales, a la vez que  nos permite disfrutar del placer vitalizador del  hacer artístico.

La Asociación Americana de Arteterapia (AATA) define esta disciplina como  “El uso terapéutico de la actividad artística, en el contexto de una relación profesional, por personas que experimentan enfermedades, traumas o dificultades en la vida, así como por las personas que buscan un desarrollo personal”.

Decía Edith Kramer en 1958, pionera estadounidense en arteterapia profesional, que es muy importante la creatividad en arteterapia; el hecho de crear permite re-experimentar los conflictos internos, resolverlos e integrarlos, pues la creación artística ensancha las experiencias humanas, y el darles forma permite su racionalización interior.

La creatividad es inherente a la naturaleza del ser humano. Se refiere a la capacidad de dar origen a lo nuevo y de encontrar distintas y mejores soluciones. A ser creativo se aprende creando, y cuando este aprendizaje está interiorizado, comienza a funcionar como parte de la personalidad y en todos los planos de la vida.

Las vías de expresión que se utilizan en Arteterapia abarcan todos los medios artísticos, como la plástica, lo corporal, la música, lo literario, lo teatral, lo tecnológico (fotografía, vídeo, etc.). Su uso dependerá del momento y circunstancias de la persona, de sus posibilidades y de los objetivos del tratamiento.

El arteterapia, por sus especiales características y adaptabilidad, se aplica en diversos países desde hace más de medio siglo, y su ámbito de aplicación, -en formato de tratamiento individual y especialmente como terapia grupal-, ha ido ampliándose a diferentes áreas, desde la clínica (tanto en salud mental y física, como de desarrollo personal), al ámbito social (violencia de género, exclusión social, inmigración, prisión, etc.), y al educativo.

Arteterapia y trastorno bipolar

En relación al trastorno bipolar, hasta hace poco se trataba únicamente con terapia farmacológica, pero en las últimas décadas diversas investigaciones han demostrado que el tratamiento integral, -combinación de psicofármacos y terapia psicológica-, consigue mejores resultados en la mayoría de los afectados.

Según Rothbaum, B.O. y Astin (2000) en su artículo “Integración de la farmacología y la psicoterapia en el trastorno bipolar”, los pacientes que siguen un tratamiento combinado, -terapia de grupo y medicación-, acceden a una mejoría en la evolución de la enfermedad, ya que la terapia grupal puede reducir el nivel de gravedad comparado con los que solo reciben medicación. Uno de los aspectos importantes en que se nota esta mejoría es en el aumento del nivel de cumplimiento terapéutico. Debido a esto, la cantidad de recaídas se puede reducir en un 15%, se reduce el riesgo de suicido y la cantidad y duración de las hospitalizaciones y recaídas. Como consecuencia de esta rueda, también mejoran las relaciones interpersonales y se da menos fracaso matrimonial. En definitiva, mejora la calidad de vida de las personas que padecen trastorno bipolar.

En este sentido, desde mi experiencia de mis casi treinta años como psicoterapeuta, me adhiero a la explicación más completa que nos ofrece Eduardo H. Grecco, en su obra de 2004, “Despertando el don bipolar”, enfatizando la importancia del trabajo terapéutico, “Muy contrariamente a lo que habitualmente se opina, la psicoterapia no es una opción secundaria o de apoyo en el trabajo terapéutico con pacientes bipolares, sino que puede constituirse, por sí misma, en el centro de la actividad de su cura. La medicación contiene o suprime un síntoma pero no puede sanar en el sentido que le estamos dando aquí a este concepto…. La psicoterapia constituye una herramienta esencial para el tratamiento de la bipolaridad, ya que posibilita la comprensión de las causas emocionales e históricas profundas que han llevado a un sujeto a su padecimiento, ayuda a efectuar un cambio de vida que le permita acceder a un mayor grado de felicidad, libertad, paz e integración psíquica, posibilita la instalación del eje interior, a partir de lo cual puede aspirar a una oscilación proporcionada, facilita el desarrollo de pensamientos y conductas asertivas, y hace viable la experiencia de descubrir la capacidad de navegar sin temor por matices emocionales diversos”.

 

Porque desde la psicoterapia y el arteterapia no se trabaja sólo la enfermedad, sino que se mira a la persona de forma global, teniendo en cuenta todos los ámbitos y circunstancias que nos acompañan en la vida y que se influyen mutuamente, lo físico-psíquico- social-espiritual. Y por supuesto, desde esta visión holística, no olvidemos el misterio de la magia que podemos llegar a hacer con nosotros mismos. Como dijo Aristóteles “La finalidad del Arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas”.

Comparte la noticia en Redes Sociales

Trastorno bipolar y dormir bien

TRASTORNO BIPOLAR Y DORMIR BIEN

 

Sabemos que el proceso de dormir en cualquier persona es una actividad pasiva y automática, cuya función principal es el descanso físico y mental, a la vez que es una función vital imprescindible; en las personas que padecen un trastorno bipolar muy frecuentemente sufren alteraciones de ese proceso, las cuales pueden aparecer en distintas etapas de la enfermedad y también en el periodo de compensación o eutimia, las principales son:

Dificultades para conciliar el sueño,

Interrupciones durante el sueño,

Presencia de pesadillas durante el sueño,

Aumento de la necesidad de dormir.

La aparición de una o varias de estas alteraciones van a condicionar la calidad del sueño y en consecuencia se  alterará en cierto grado el estado de ánimo y la calidad de vida global. Si bien estos efectos ocurrirán en cualquier persona sana, en el caso de padecer un trastorno bipolar tendrá unas consecuencias negativas más inmediatas y de mayor calado para el estado de salud, debido a la vulnerabilidad psíquica  inherente a la enfermedad.

Desde hace años se sabe que los problemas de sueño en los pacientes que sufren un trastorno bipolar provocan una menor calidad de vida con un menor funcionamiento global comparados con los pacientes que no presentan dichas alteraciones del sueño.

QUÉ HACER CUANDO SE SUFRE UN TRASTORNO BIPOLAR

El cuidado permanente del proceso de dormir es fundamental para conseguir un estado de eutimia prolongada, además del tratamiento farmacológico de mantenimiento adecuado.

Por tanto se trata de ser conscientes de cuánto se duerme y cómo se duerme, de manera constante a lo largo del tiempo.

Las personas adultas que sufren un trastorno bipolar pueden recordar cuanto dormían antes de que se iniciara la enfermedad y saber cuántas horas necesitaban para dormir de manera óptima cuando todavía no había empezado la enfermedad. Lo digo porque el número de horas que necesita una persona varia sensiblemente de unas a otras y un buen criterio es pensar cuánto dormia cuando estaba sano/a.

Para más detalles os adjunto el siguiente enlace de Forumclínic que habla del dormir y el trastorno bipolar.

 

Esta nota es la continuación de la publicada el 20 de julio de 2016 titulada Trastorno bipolar y dormir.

Comparte la noticia en Redes Sociales

Trastorno bipolar y dormir

Esta es la primera nota sobre dormir y trastorno bipolar, en el futuro próximo publicaré más notas, dada la importancia del tema. Dormir es un proceso esencial para mantener el equilibrio físico y mental de cualquier persona. Por tanto estamos hablando de un proceso fisiológico que es trascendental tanto para las personas sanas como para las que puedan presentar alguna patología determinada. En general se infravalora la importancia que tiene, y eso a pesar de que dormimos una tercera parte de nuestra vida.

Las personas que padecen un trastorno bipolar, sufren muy a menudo problemas en el proceso del sueño, se trata de una cierta fragilidad, mayor o menor según los casos, que provoca insomnio o excesos en el número de horas dormidas, lo cual conviene tener en cuenta con el objetivo de mantener la eutímia de forma prolongada.

Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Tai chi es útil para el trastorno bipolar

Para responder a la pregunta ¿El tai chi es útil en un proceso de rehabilitación del trastorno bipolar?, destacaré varios aspectos de esta actividad. Sin olvidar que el valor terapéutico que puede tener el tai chi es siempre complementario al conjunto de medidas básicas que hay que realizar para mantener la eutimia. Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Actividad física

Actividad física y trastorno bipolar

En esta nota voy a hablar de actividad física y trastorno bipolar. Uno de los aspectos importantes que debe enfrentarse una persona que padezca un trastorno bipolar es la gran variabilidad de su nivel de activación psicológico y fisiológico, o dicho más coloquialmente de su nivel de energía. Ya sabemos que en los diferentes episodios bien sean maniacos o depresivos se dan niveles extremos de energía, bien altísimos en la manía o hipomanía o muy bajos en la fase depresiva, posiblemente estos son los niveles más limite que puede vivir una persona. No obstante me voy a centrar en el periodo en el  que la persona se encuentra compensada o eutímica, quien va a tener que identificar como son los flujos energéticos de su cuerpo, para acompasar sus actividades a su ritmo diario, puesto que a pesar de encontrarse emocionalmente bien, resulta que sufre variaciones en el nivel energético o de activación psicológica o fisiológica.

Desde el punto de vista evolutivo el cuerpo humano está diseñado para la actividad física (desde aquí recomiendo un libro precioso titulado “La historia del cuerpo humano” de Daniel E. Lieberman profesor de biología evolutiva, publicado en 2015), es por ello que disponer de un buen nivel de salud requiere un grado de actividad física moderado o  alto de forma sostenida en el tiempo, esto es una regla general para todas las personas sanas y además la realización de ejercicio físico mejora el estado emocional.

Ciertamente que la persona que padece un trastorno bipolar también se puede beneficiar de la realización de actividad física, no obstante la variabilidad de su nivel energético incluso en los periodos eutímicos complica conseguirlo.

Además concurre otra circunstancia, que es el elevado nivel de ansiedad que en muchos casos vivencia la persona afectada de trastorno bipolar. Sabemos por los estudios de psicofisiologia que ansiedad y contractura muscular van unidas, es decir la persona que siente ansiedad tiene algunos músculos de su cuerpo contracturados.

Por tanto la realización de actividad física en el caso de padecer un trastorno bipolar requiere tener en cuenta esos factores,  además de las preferencias personales de cada individuo, así hay personas que se relajan paseando, otras nadando, algunas patinando, etcétera.

A continuación os indico un link que contiene un breve texto de recomendaciones sobre el ejercicio físico para las personas que sufren un trastorno bipolar.

 

http://www.forumclinic.org/es/trastorno-bipolar/noticias/la-persona-con-trastorno-bipolar-en-el-gimnasio

Comparte la noticia en Redes Sociales

Pescado y trastorno bipolar

En la nota anterior de 20 de marzo comentaba las ventajas de añadir un puñado de nueces en la dieta de una persona que padece trastorno bipolar; hoy hablaremos del pescado.

Los ácidos grasos omega 3 son constituyentes de la mielina que protege a las neuronas (la mielina seria el forro y la neurona el cable por el cual pasa el impulso eléctrico, de forma que sin forro las neuronas se cortocircuitarían) y son imprescindibles para formar las prostaglandinas que son sustancias biológicas que tienen muchas funciones en el cuerpo humano, como por ejemplo potenciar la inmunidad y en el sistema nervioso central regulan el funcionamiento de los neurotransmisores. Hablando de enfermedades, se ha encontrado que en la depresión hay un nivel bajo de prostaglandinas.

Además de las nueces ¿Dónde más podemos encontrar los ácidos grasos omega 3?Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Dieta y trastorno bipolar

Desde hace muchísimo tiempo se sabe que el tipo de alimentación que realizamos incide de forma importante en el grado de salud. Este efecto es general para cualquier persona. De manera genérica se viene difundiendo, desde hace años que la dieta mediterránea es muy beneficiosa, la cual se caracteriza por  un elevado consumo de productos  vegetales: verduras, legumbres, frutas y frutos secos; así como también de pan de trigo y aceite de oliva. Ahora bien la cuestión que planteamos es ¿se pueden adoptar algunas medidas dietéticas específicas con carácter protector por parte de aquellas personas que padecen un trastorno bipolar?  La respuesta es sí;Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Tratamientos del trastorno bipolar

Cuando se llegan a conocer las causas que generan una enfermedad, se deriva el conocimiento que permite alcanzar los tratamientos médicos que anulan o compensan las causas, así por ejemplo en las enfermedades transmisibles cuando se conoce el microbio causante de una infección, se puede determinar técnicamente cuál es el antibiótico que elimina el microbio y por tanto curar la enfermedad transmisible; otro ejemplo, en el caso de la diabetes, cuya causa principal es la deficiencia de insulina puede ser corregida con la administración de la misma; ¿qué ocurre específicamente con el trastorno bipolar?

En el caso del trastorno bipolar ( y todas las enfermedades englobadas en el denominado espectro bipolar)Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Psicoeducación

El tratamiento de la enfermedad bipolar ha sido durante décadas estrictamente farmacológico. No obstante hace más de 10 años que vienen publicándose artículos científicos, fruto del trabajo realizado, que muestran la eficacia de la psicoeducación en la mejora de la evolución del trastorno bipolar.
Leer Más

Comparte la noticia en Redes Sociales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR